Después de plantar un cultivo, por ejem. Patata, no volveremos a plantar lo mismo en esa parcela para no arrastrar plagas de un año a otro. La estrategia es rotar los cultivos para no tener ese problema. Como norma general no cultivaremos de forma repetida variedades de la misma familia en el mismo lugar. Aunque también se puede desinfectar el suelo y así evitar las plagas y enfermedades que pudiera provocar la repetición de cultivos., o simplemente desinfectarar de forma natural el suelo para garantizar la buena salud del nuevo cultivo.

Hay varias opciones:
Solarización o Biosolarización.

La solarización consiste en regar en exceso una parcela y cubrirla de plástico para que el agua no se evapore y esperar a que el sol suba la temperatura de la parcela a más de 40ºC durante 4-6 semanas. Esta operación suele hacerse en verano ya que la temperatura es más alta y la desinfección estará lista en un mes, si la hacemos en invierno tardará entre 2 y 3 meses el mismo proceso. Es muy importante que la tierra no se seque porque si no bajará drásticamente su temperatura y perderá su eficacia el proceso. Existe el método de colocar unas mangueras de riego por goteo por debajo del plástico y así mantener la humedad constante.

La biosolarización es lo mismo pero añadiendo mucho estiércol fresco. La fermentación del estiércol y/o de restos de cultivos subirá la temperatura a unos 60-70ºC , la desinfección será más intensa y efectiva que la solarización. Este sistema es el más aconsejable durante los meses fríos y además el suelo ya estará abonado para el siguiente cultivo. Algunos agricultores añaden tallos de baladre u otras plantas como crisantemo, ortiga, etc para que sus aceites esenciales destruyan los nematodos y larvas de insectos que hay en el suelo.

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: